25 DE OCTUBRE DE 2020

            74 son las mujeres asesinadas, en lo que va de año, por el hecho de ser mujeres en una sociedad machista donde los victimarios se han sentido lo suficientemente amparados y justificados como para llevar su maltrato al extremo. En este 2020 que será recordado seguramente como el año del COVID, evitemos que las nuevas pandemias nos oculten las viejas. 

            La situación de emergencia social actual esconde detrás del virus una causa capitalista y patriarcal. Es consecuencia de una estructura productivista que ha buscado el enriquecimiento de la economía de mercado por sobre la vida de las personas y de la Tierra; es consecuencia de la precarización del empleo, de la tercerización de los servicios públicos y de la infravaloración de los trabajos de cuidados; es consecuencia de un sistema que no habría podido sostenerse sin la explotación de los cuerpos de las mujeres tanto para labores productivas como reproductivas. 

            En el día de hoy no es banal señalar que esta estructura no funcionaría sin las violencias implícitas y explícitas que se perpetúan sistémicamente hacia las mujeres, y que por tanto es fundamental detectar, denunciar y condenar socialmente para así poder transformar colectivamente el entramado que las sostiene.

            El coste, en lo que va de año hasta éste 25 de octubre, han sido 74 vidas de mujeres arrebatadas, 70.761 denuncias por violencia de género presentadas; 17.370 órdenes y medidas de protección solicitadas; 783 violaciones; 5.356 agresiones, abusos y otros delitos contra la libertad e indemnidad sexual; y una infinidad de violencias no denunciadas, implícitas, cotidianas, que, sumadas, pretenden mantener a las mujeres en un estado de miedo e inseguridad, y por tanto bajo una desigualdad permanente.

Por eso hoy salimos a la calle, muy conscientes del riesgo que supone bajo las circunstancias actuales, pero convencidas de que estar aquí y ocupar hoy éste espacio es igual o más necesario quizás que en ocasiones anteriores, para que el impacto que las violencias machistas tienen contra todas las mujeres no queden también confinadas y eclipsadas detrás del coronavirus.

Por todos estos motivos, EXIGIMOS:

Desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Modificación del Código Penal para que solo Sí sea Sí.

→ La puesta en marcha inmediata de la acreditación de condición de víctima de violencia de género sin necesidad de denuncia que, aunque está reconocida en la legislación andaluza, aún continúa sin haberse materializado.

Una alternativa habitacional real y de largo plazo para las mujeres que sufren violencia machista, incrementando el parque de vivienda pública destinada a este fin.

Renta Básica Universal. Constituyen violencia económica los niveles de precariedad laboral que padecemos las mujeres en general y especialmente las mujeres migrantes, trans, racializadas, presas, en prostitución, etc.. Por eso es vital asegurar unos ingresos mínimos que garanticen una vida digna para todas las personas.

La regularización ya de las personas migradas. Para las mujeres migrantes en situación irregular que sufren violencia machista, la vulnerabilidad social, económica y jurídica a la que les somete la actual Ley de extranjería supone una violencia institucional que dificulta enormemente sus posibilidades de denunciar y salir de su situación, así como el acceso a sus derechos en igualdad de condiciones con el resto de la población.

Políticas públicas encaminadas al fomento de masculinidades alternativas planteando modelos diversos a la masculinidad tóxica.

→ Un cambio estructural en el modelo de relaciones laborales que se base en la recuperación de los derechos que se han perdido progresivamente con la aprobación de las reformas laborales y cuyas consecuencias han sufrido en mayor medida las mujeres.

Mejoras de los recursos de atención y apoyo a las víctimas de todas las formas de Violencia de Género. Implicación de toda la ciudadanía para alcanzar una sociedad libre de violencia, más justa e igualitaria. En definitiva, una sociedad feminista. 

Hoy, 25 de octubre, como todos los días 25 de cada mes, queremos volver a lanzar un mensaje de sororidad y apoyo a todas las mujeres que sufren o han sufrido violencia. No estáis solas. Al margen de las instituciones, muchas personas, colectivos y asociaciones estamos organizadas para apoyaros.

Por eso hoy hemos salido a la calle alzando la voz una vez más, para gritar alto y claro que, aunque el capitalismo y el patriarcado nos quieran sumisas y calladas, ¡nos tendrán fuertes, unidas y organizadas! 

CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS ¡LUCHA FEMINISTA!

CONCENTRACIÓN 25 DE SEPTIEMBRE (2017)

MANIFIESTO CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA
Este 25 de Septiembre, como todos los 25 de cada mes desde la Asamblea Feminista Unitaria de Granada os convocamos a gritar con fuerza ¡basta de violencia machista!, basta de una sociedad patriarcal y capitalista que tolera y ejerce violencia diaria contra las mujeres. 2016 dejó atrás 78 mujeres asesinadas, y en lo que llevamos de 2017, según las cifras oficiales son 36. Sin embargo, esta cifra no incluye muchos otros casos de femicidios, que incluso llegan a doblar las cifras oficiales, como los familiares, o casos en los que no había relación previa de ningún tipo entre la mujer que sufre la violencia y el agresor, pero no por ello dejan de ser femicidios producidos por un sistema que promueve y fomenta la violencia contra las mujeres en todos los ámbitos y sectores de la sociedad. Si tenemos en cuenta todos los casos, las cifra real es de 57 asesinatos por violencia machista.

Nos sentimos totalmente indignadas con esta continua amenaza patriarcal que acaba mes a mes con la vida de las mujeres y que condena a muchas otras a sufrir violencia de forma cotidiana, llegando a darse casos tan extremos como la terrible agresión sufrida este verano por una menor de 14 años en Maracena, apuñalada por un hombre de 27 años con una orden de alejamiento. Ante esta realidad nos preguntamos ¿Cuántas mujeres asesinadas y violentadas hacen falta para que la lucha contra las violencias machistas se convierta en una prioridad?

En los últimos años las políticas de igualdad han sufrido un recorte del 43% y los recursos en prevención de la violencia de género se han reducido en el 17%, mientras las cifras de mujeres asesinadas siguen sin disminuir y el sistema judicial, lejos de ofrecer garantías a las mujeres, se sigue demostrando incapaz de ofrecer una salida segura, cuando no se posiciona directamente del lado de los maltratadores. El carácter patriarcal del sistema judicial ha quedado en evidencia, una vez más, en el caso de Juana Rivas, quiem mediante una sentencia judicial basada en mitos machistas sin fundamento científico ni jurídico como el llamado Sindrome de Alienación Parental, ha sido obligada a entregar a sus hijos a un padre maltratador. Además, este caso ha puesto de manifiesto otra de las caras más invisibilizadas de la violencia machista: la desprotección de los y las menores que son víctimas de la misma. Obligarles a convivir con los maltratadores supone, de facto, condenarles a seguir sufriendo violencia y exponerles a una situación de alto riesgo, como demustra la dolorosa cifra de 4 niños y niñas asesinadas en lo que va de año.

Necesitamos políticas de igualdad, necesitamos recursos contra las violencias de género, necesitamos medios de comunicación comprometidos que cuenten los asesinatos machistas, no como sucesos aislados, sino como el terrible resultado de la violencia patriarcal que vertebra nuestra sociedad. Los feminicidios son tan solo la punta del iceberg de las violencias cotidianas que sufrimos las mujeres, por el mero hecho de serlo: la discriminación laboral, la doble jornada, el acoso sexual en la calle, en las instituciones o en el trabajo, los estereotipos y bromas sexistas….también son formas de machismo que alimentan a los asesinos y vulneran el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y discriminación. Por ello, necesitamos también una ciudadanía activa y concienciada que deje de tolerar las actitudes machistas.

También seguimos reivindicando que a día de hoy el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad utiliza una definición de violencia contra las mujeres muy parcial y simplista, que no permite abordar la violencia machista en toda su complejidad. Por ejemplo, las mujeres asesinadas o agredidas por hombres sin que exista una relación sentimental previa, no son consideradas víctimas de violencia de género, dejándolas sin los recursos destinados a ello y eliminándolas de las estadísticas sobre violencia de género. Mientras que en 2016 la Asamblea Feminista Unitaria de Granada y otras organizaciones feministas contabilizaron 78 asesinatos de mujeres por violencia de género, la cifra oficial se mantiene en 44. Además, el tratamiento institucional de la violencia sigue victimizando a las mujeres y, a menudo, tratando como un problema individual lo que es un problema profundamente arraigado en nuestro sistema social y económico. Extendiendo además una serie de mitos sobre los agresores (ellos como enfermos mentales o consumidores de sustancias) y sobre las agredidas (ellas como débiles, pasivas y tontas), sin profundizar en las causas estructurales de la violencia.

Para nosotras, en cambio, la lucha contra las violencias machistas implica partir de que la violencia machista es un problema social profundamente enraizado en nuestro sistema social y económico. Por lo que entendemos que la lucha contra estas violencias pasa necesariamente por:

Cuestionar el sistema capitalista en el que vivimos, que desahucia a familias (en muchos casos, mujeres) mientras rescatan bancos y grandes empresas; que atenta contra los derechos laborales para aumentar beneficios, conduciéndonos a una precariedad laboral que prácticamente es inherente a nuestra condición de mujeres. Un sistema económico que impone una división sexual del trabajo que nos obliga a las mujeres a realizar trabajos eternamente no reconocidos ni valorados, relacionados con los cuidados, pero indispensables para el sistema.

– Y cuestionar el patriarcado como sistema social que nos condena a las mujeres a un papel subalterno en todas las esferas de la vida (en el ámbito laboral, familiar, político…). Un sistema social que nos relega a unos roles de género que no queremos, nos cosifica, nos encorseta a un ideal de belleza del que es difícil escapar y nos impone un modelo de familia, de relaciones y de sexualidad que no hemos elegido, y que muy a menudo no tiene en cuenta nuestras necesidades ni nuestras opiniones.

Por todo ello, alzamos la voz una vez más para gritar alto y claro que aunque el capitalismo y el patriarcado nos quieran sumisas y calladas, nos tendrán fuertes y organizadas.

CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS: ¡LUCHA FEMINISTA!

CONCENTRACIÓN 25 – SEPTIEMBRE

CARTEL25 (sep)Este viernes, como todos los 25, nos vemos en la calle contra la violencia machista, a las 20:00h en la Fuente de las Batallas.

42 mujeres asesinadas en lo que va de año, pero a los poderes públicos no les parece un problema tan acuciante como para plantear un Pacto de Estado; mientras tanto seguimos siendo asesinadas.
Os esperamos para visibilizar juntas esta realidad, reinvindicar medidas reales contra la violencia machista y dar voz a las que ya no pueden hacerlo.

En este enlace podéis consultar nuestro manifiesto: https://asambleafeministaunitaria.wordpress.com/2015/09/25/manifiesto-25s-septiembre-2015/

Aquí podéis consultar también la lista de feminicidios hasta la fecha: https://asambleafeministaunitaria.wordpress.com/feminicidios/

¡SI NOS TOCAN A UNA, NOS TOCAN A TODAS!

CRÓNICA 25-MAYO

periodico

Como ya sabéis, los 25 de cada mes salimos a la calle para protestar contra la violencia machista y visibilizar materialmente los asesinatos.

El Independiente de Granada ayer entrevistó a una de nuestras compañeras para contarles algo maś de nuestros actos todos los 25 de cada mes, para señalar a todos los asesinos machistas frente a la victimización de las mujeres asesinadas. Este mes junto a Amnistía Internacional creamos un espacio potente de reivindicación de la existencia del terrorismo machista.

¡Nos sobran razones!

Aquí os dejamos el enlace a la entrevista: http://www.elindependientedegranada.es/implicados/negro-rojo-violencia-machista

Y también algunas fotografías del acto:

Concentracion_25_zapatos_rojos_7(1) Concentracion_25_zapatos_rojos_10 Concentracion_25_zapatos_rojos_14 Concentracion_25_zapatos_rojos_19 Concentracion_25_zapatos_rojos_23 IMG-20150525-WA0027 IMG-20150525-WA0028 IMG-20150525-WA0013

 

 

 

CONCENTRACIÓN 25 – MAYO

25mayo-amnistia

En lo que llevamos de año un total de 20 mujeres han sido asesinadas, por eso, un 25 más nos vemos en las calles. Porque nosotras no olvidamos, porque nos negamos a permanecer en silencio mientras nos matan y nos negamos a aceptar que los feminicidios son parte natural de nuestra sociedad.

Puedes consultar la lista de feminicidios en nuestra web: https://asambleafeministaunitaria.wordpress.com/feminicidios/

La Asamblea colabora con Amnistía Internacional en su campaña «Zapatos Rojos» contra el feminicidio y la violencia de género (aquí tenéis más información sobre la iniciativa: http://www.feminicidio.net/…/zapatos-rojos-m%C3%A1laga-arte…)
Trae tus zapatos a la concentración para pintarlos de rojo o bien llévalos al local de Amnistía Granada, en C/ Fabrica vieja nº10 el miércoles de 19:00- 20:30 h y martes de 21:00-22:00h.

¡SI NOS TOCAN A UNA, NOS TOCAN A TODAS!