Comunicado de la Asamblea Feminista Unitaria ante el descrédito del 8M 2020 (1-04-2020)

megaphone-3Cualquier arma arrojadiza sirve para atacar al feminismo, ¿cómo no iba a serlo el coronavirus?

Poner la lupa en el 8M cuando hasta el fin de semana siguiente la mayor parte de la ciudadanía continuó haciendo una vida prácticamente normal y efectuando un contacto social cotidiano (si bien cada vez más cauteloso), no se sostiene en ninguna argumentación con fondo. Ni falta que hace nombrar el resto de eventos masivos que tuvieron lugar ese mismo día, ese mismo fin de semana, o la semana anterior y la otra. Ni la ingente cantidad de personas que continuaron usando el transporte público para sus desplazamientos hasta el día 14 (e incluso alguno más), en las ciudades más afectadas como Madrid y Barcelona.

Acusar a las organizaciones feministas de provocar una pandemia y utilizar la crisis como carnaza para alimentar un debate vacío no tiene otro objetivo que generar contenido basura para ganar el máximo posible de visibilización mediática (ese que por mínimo que sea es demasiado), abonando el discurso de odio a costa de la tragedia que están viviendo y van a vivir miles de familias.

Quienes buscan culpables es porque no son capaces de buscar soluciones. El movimiento feminista lleva años intentando poner en valor el trabajo reproductivo y en la lucha contra las violencias machistas, esas que no han cesado ni siquiera en estos días de confinamiento. Este mes de marzo se contabilizan de momento 11 feminicidios y asesinatos de mujeres, en marzo del año anterior fueron 5. Atacar al 8M supone una estrategia muy peligrosa para la salud y la vida de las mujeres, ya que lo que se cuestiona en el fondo son las razones que nos llevaron a manifestarnos.

El 8M no salimos de paseo, salimos en lucha por nuestros derechos, para poner el foco en  la infravaloración de los trabajos de cuidados y los trabajos feminizados, para reivindicar el derecho a una renta mínima de subsistencia, para exigir lo que ahora se evidencia esencial para el sostenimiento de la vida y la sociedad.

Es más fácil atacar al feminismo que hacer una crítica hacia las razones que llevaron a posponer la decisión del estado de alarma, las mismas que ahora están posponiendo un cierre total de las actividades económicas no imprescindibles. Hasta hoy muchos sectores industriales como la metalurgia y la construcción, continúan exponiendo a sus plantillas y priorizando la producción, sin tratarse desde luego de sectores que desempeñen actividades imprescindibles.  Sobre la salud y por encima de la vida de las personas priman los intereses económicos.

Hoy no podremos tomar las calles, pero no vamos a permanecer impasibles ante el machismo, el racismo, la homofobia y el clasismo que se perpetúan en los medios, las redes, y las instituciones…

Ahora más que nunca feminismos para transformar el mundo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s