Manifiesto 25N (2016) ¡CONTRA LAS VIOLENCIAS DEL HETEROPATRIARCADO Y EL CAPITAL, FEMINISMOS COMO RESPUESTA!

¡CONTRA LAS VIOLENCIAS DEL HETEROPATRIARCADO Y EL CAPITAL, FEMINISMOS COMO RESPUESTA!

manifiesto-25n-lectura1 manifiesto-25n-lectura2

Desde la ASAMBLEA FEMINISTA UNITARIA, en este 25 de Noviembre, llenamos la calle de unfeminismo combativo, uniéndonos a las compañeras de América Latina, Europa y otras partes del mundo, quienes el pasado mes de octubre llevaron a cabo manifestaciones, acciones y paros nacionales promovidos desde Argentina. Nos rebelamos contra cualquier forma de violencia hacia las mujeres, gritando alto y claro que ¡NOS QUEREMOS VIVAS!

La violencia machista forma parte de una violencia estructural legitimada por el sistema heteropatriarcal -sistema social, económico y cultural que impregna todas las capas de la sociedad- y en el que se apoyan el capitalismo y la iglesia.

Este sistema nos oprime tratándonos como ciudadanas de segunda e invisibilizando los trabajos de cuidados que realizamos de manera gratuita y sin reconocimiento; a lo que hay que añadir el cierre de escuelas públicas, comedores escolares, etc. que nos obligan a absorber este trabajo que el Estado no asume, pero que es imprescindible para la sostenibilidad de la vida y del sistema heteropatriarcal y capitalista.

Desde las altas esferas del poder político la violencia contra las mujeres es ejercida mediante leyes y reformas contra nuestros cuerpos y nuestro derecho a decidir libremente sobre nuestra sexualidad y nuestra maternidad o no maternidad; expulsándonos del mercado laboral por esta misma posibilidad de ser madres, con trabajos precarizados: el 75,8% de los contratos parciales son realizados por mujeres; y con una brecha salarial que alcanza ya el 24%. Esto conlleva una feminización de la pobreza que nos relega aún más al trabajo en casa, sin posibilidad de independencia económica. Esta situación se agrava si se vive una situación de maltrato, pues al ser dependiente del agresor, no es posible escapar de la violencia por medios propios, ni a través de los servicios sociales, cada vez más escasos por los recortes llevados a cabo por el bipartidismo.

A estos recortes en los servicios sociales, en la sanidad, la educación, así como las sucesivas reformas laborales, hay que sumar otras violencias que nos afectan únicamente a nosotras por el hecho de ser mujeres, que es diaria y consentida por la sociedad, que se ejerce en lo público y en lo privado, y que va desde la violencia más simbólica y sutil, hasta el asesinato. Hablamos de las violencias psicológicas, físicas, la discriminación múltiple por motivos de raza etnia, clase, orientación e identidad sexual, verbales, no verbales; que empiezan con la imposición a niñas y niños de roles de género diferenciados, en los que los niños deben ser fuertes y agresivos y las niñas débiles y sumisas; hablamos del “calladita estás más guapa” que nos educa en la pasividad, del “los que se pelean se desean” normalizando la violencia desde tempranas edades, de la cosificación de nuestros cuerpos por los grandes medios de comunicación, del acoso sexual donde estudiamos y trabajamos, del acoso sexual callejero que va desde las miradas lascivas, hasta la violación. Y hablamos de los feminicidios, la violencia más grave ejercida contra nosotras y que se sustenta en todas las demás violencias ejercidas desde las instituciones y desde la sociedad.

Desde la ASAMBLEA FEMINISTA UNITARIA denunciamos todas las violencias contra las mujeres y hacemos un llamamiento a la sociedad a actuar y tomar la responsabilidad que todos y todas tenemos ante esta lacra social. Seguiremos exigiendo y luchando por:

Un mercado laboral que acabe con el techo de cristal (que nos impide acceder a las mujeres a cargos directivos), con la brecha salarial y con la feminización de la pobreza. Un mercado laboral en el que las bajas por maternidad y paternidad sean aumentadas mediante permisos iguales e intransferibles, que garanticen una conciliación familiar real y la corresponsabilidad de las tareas domésticas. Asimismo, exigimos que se reconozcan los derechos laborales plenos de las trabajadoras domésticas, mujeres que además de tener que hacer frente a los cuidados en el ámbito doméstico de sus propios hogares, se dedican profesionalmente a ellos liberando a las familias de este trabajo y permitiendo así la ascensión social, laboral y política. Este fenómeno se conoce como cadena global de cuidados, cadena que está atravesada, por el género, la clase y el lugar de procedencia. El Estado debe asumir este trabajo, y garantizar un cuidado de calidad y accesi-ble para todas y todos. Esto conlleva también ampliar la red de atención a menores, a personas mayores y a personas con diversidad funcional, creando más infraestructuras que sean públicas y gratuitas.

Un sistema sanitario público y de calidad que garantice nuestro derecho a la salud en todos los ámbitos, ya que los problemas médicos que atañen a las mujeres están ligados a una menor investigación que provoca sesgos en el diagnóstico y en el tratamiento de nuestra salud. Un sistema sanitario en el que no se nos discrimine por razón de género, identidad u orientación sexual, como en el caso de la ley de reproducción asistida, que excluye del tratamiento mediante la sanidad pública a las mujeres solas y a las lesbianas. Asimismo, exigimos que se derogue la contrarreforma de la ley del aborto, y se nos garantice el acceso a un aborto libre, legal, gratuito y de calidad por la sanidad pública.

Que la lucha por la erradicación de la violencia machista se dirija también a las agresiones sexuales, el acoso sexual laboral y callejero, la trata con fines de explotación sexual y laboral de mujeres y niñas y todas las violencias machistas; recuperando e incrementando los recursos y que estos se dirijan a cualquier mujer que sufra esta violencia, denuncie o no; asegurando una alternativa habitacional para las mujeres que carecen de recursos y un protocolo de inserción sociolaboral efectivo. Así como que se elimine la custodia compartida impuesta, que no se conceda a los maltratadores el régimen de visitas de los menores, y que se retire la patria potestad a los agresores.

Que se incorpore tanto en el ámbito educativo como en la administración la formación específica en igualdad, nuevas masculinidades, y la educación afectivo sexual y de prevención en violencia de género, a fin de asegurar la formación en género de todxs lxs profesionales en contacto con mujeres en situación de violencia; utilizando la educación para desmontar falsos mitos como el de las denuncias falsas, que solo supo-nen el 0.01% de los casos, un porcentaje muy inferior al 60% de denuncias falsas en otro tipo de delitos, según datos de la Policía Nacional.

Ante estas violencias ejercidas contra nosotras, consideramos vital apoyar desde el feminismo todas aquellas luchas protagonizadas por mujeres: las trabajadoras domésticas por el reconocimiento de sus derechos laborales; la lucha de las compañeras despedidas del 061 de Málaga por una gestión pública y de calidad del sistema sanitario de emergencias andaluz que suponga el fin de subcontratas a empresas corruptas e imputadas como Ilunion ONCE y por la readmisión en sus puestos de trabajo como personal público de la Junta de Andalucía; o la lucha de nuestra compañera Cristina, por su readmisión en la granja escuela Parapanda en condiciones dignas de trabajo.

A través del movimiento feminista se han logrado derechos y libertades para toda la humanidad, nuestra lucha debe ser también la lucha de toda la sociedad. Desde la Asamblea Feminista Unitaria seguiremos llevando a cabo un feminismo de calle y combativo por conseguir un mundo libre de violencias y en el que impere la justicia social. Y para conseguirlo:

¡CONTRA LAS VIOLENCIAS DEL HETEROPATRIARCADO Y EL
CAPITAL, FEMINISMOS COMO RESPUESTA!
ADHESIONES:
-Movimiento Democrático de Mujeres.
-Asociación de Gitanas Feministas por la Diversidad.
-Asamblea de Mujeres de Granada.
-Asociación de Mujeres «Mariana Pineda» de Maracena.
-CGT
-CCOO
-UGT
-SAT
-CSE
-IU
-PCA
-UJCE
-IZAR
-Mercao Social y Cultural de Granada.
Jaleo!!!
SAT Juventud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s